sábado, 31 de julio de 2010

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DEL FACEBOOK EN LA EDUCACION

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DEL FACEBOOK EN LA EDUCACION

La tecnología ha enriquecido y mejorado la vida de las personas de muchas maneras, pero apenas hemos empezado a ver el ritmo de la innovación y este se está acelerando en todas las esferas de la sociedad. La educación no ha sido la excepción y el uso de las nuevas tecnologías crece a pasos agigantados. La reflexión que traigoa continuación se centra en el hecho de no ver a las TICs como un fin si no como un medio para mejorar los procesos educativos.
En la actualidad mucho se habla de la aplicación de las TICs en la educación y poco se comprende de ellas. Por tal razón, hoy presenciamos una carrera desbocada hacia ellas si entender poco o nada de su verdadera utilidad, sentido y de cuál es el papel del docente entre estas y el docente.
Muchos arrojan a los estudiantes a las TICs no pensando en mejorar su procesos de aprendizaje, sino como una forma facilista de realizar su trabajo y por ende recurren a la utilización de herramientas informáticas que ni aun ellos mismo dominan. Tal es el caso de las redes sociales, tan de moda hoy por hoy en la red.La “sociedad de la información” en general y las nuevas tecnologías en particular inciden de manera significativa en todos los estamentos del mundo educativo. Las nuevas generaciones asimilan de manera natural esta cultura tecnológica, mientras que para personas de mayor edad ha comportado importantes esfuerzos de formación, de adaptación y de modificar la manera de realizar cosas que ahora “se hacen de otra forma” o que simplemente se tiene la creencia de que ya no sirven. Para los jóvenes, las novedades tecnológicas son percibidas como normales, mientras que existe un buen número de personas de generaciones anteriores rayanas en el analfabetismo digital.
Esto hace pensar en un distanciamiento en cuanto a los interese y son estos los que debemos tener encuentra a la hora de aplicar estas herramientas. No debemos confundir el interés de los estudiantes por utilizar las nuevas tecnologías, con el deseo de aprender; y es a este último al que debemos llevar a los estudiantes.
A pesar de que este proceso se lleva a cabo a través de mecanismos de aculturación, desde los entornos educativos informales (familia, ocio, etc.), la escuela intenta también integrar la nueva cultura: alfabetización digital, fuente de información, instrumento de productividad para realizar trabajos, soporte didáctico, (Beaufils, 2000). Bien es cierto que la escuela debe acercar a los estudiantes la cultura de hoy, no la cultura de ayer, pero siempre con base a una razón y no la simple implantación porque es lo que toca o, en su defecto, porque está de moda.
Ahora bien, todo este boom de las tecnologías han traído consigo una serie de nuevas herramientas, cuya aplicación debemos mirar con cuidado; tal es el caso de las redes sociales y en su defecto facebook por ser quizás la más utilizada por los jóvenes y quizás por eso la mas como herramienta educativa por estos días.
El concepto de red social, según leemos en Wikpedia, es:
Una red social es una estructura social que se puede representar en forma de uno o varios grafos en el cual los nodos representan individuos (a veces denominados actores) y las aristas relaciones entre ellos. Las relaciones pueden ser de distinto tipo, como intercambios financieros, amistad, relaciones sexuales, o rutas aéreas. También es el medio de interacción de distintas personas como por ejemplo juegos en línea, chats, foros, spaces, etc. Seamos sinceros, si en algo se destacan de forma excelente las redes sociales es justamente en su increíble capacidad para mantener en contacto personas. Según mi punto de vista, mucho más que las listas de correo, los foros de discusión, blogs o cualquier otro sistema. Junto a la información que vemos habitualmente de nuestros contactos se mezcla otra de carácter personal e informal que proporciona una visión muy diferente a la que estamos acostumbrados a percibir de las personas con las que no convivimos a diario.
Según EDUCATIVA, en el ámbito educativo la capacidad para mantener en contacto un grupo numeroso de personas es la primera característica de la cual podemos aprovecharnos. Cuando el profesor no actúa solo en el uso de tecnologías a través de Internet, ya que otros profesores también lo hacen, o aún estando solo, dispone de un elevado número de alumnos (por ejemplo, más de 150), la dispersión en las fuentes de información de profesores y alumnos puede dificultar la eficacia de la tarea educativa, ya que ambos colectivos se ven obligados a visitar un gran número de recursos (blogs, wikis, etc.) que son independientes entre sí.
Las redes sociales, muy especialmente algunas como NING o ELGG, y FACEBOOK permiten una gestión muy eficiente cuando hay implicado un gran número de alumnos y profesores. Es más, cuanto mayor sea el número de miembros de una red social, mayor será su productividad. Una red social con 500 miembros será mucho más efectiva que una con 100. Creo que por debajo de 100 alumnos las redes sociales pierden su eficacia y no merece la pena su utilización.
Entre otros beneficios que nos puede aportar una red social creada para trabajar con los alumnos tenemos:
· Permite centralizar en un único sitio todas las actividades docentes, profesores y alumnos de un centro educativo.
· Aumento del sentimiento de comunidad educativa para alumnos y profesores debido al efecto de cercanía que producen las redes sociales.
· Mejora del ambiente de trabajo al permitir al alumno crear sus propios objetos de interés, así como los propios del trabajo que requiere la educación.
· Aumento en la fluidez y sencillez de la comunicación entre profesores y alumnos.
· Incremento de la eficacia del uso práctico de las TIC, al actuar la red como un medio de aglutinación de personas, recursos y actividades. Sobre todo cuando se utilizan las TIC de forma generalizada y masiva en el centro educativo.
· Facilita la coordinación y trabajo de diversos grupos de aprendizaje (clase, asignatura, grupo de alumnos de una asignatura, etc.) mediante la creación de los grupos apropiados.
· Aprendizaje del comportamiento social básico por parte de los alumnos: qué puedo decir, qué puedo hacer, hasta dónde puedo llegar, etc.
A pesar de las interesantes propiedades citadas, estas tecnologías han sido adoptadas en el contexto educativo, al menos en parte, por motivos de validez aparente. Esto es: se tiende a considerar que cualquier tipo de aprendizaje en el que se ha utilizado tecnología es más eficiente. En cambio, son numerosas las situaciones en las que el uso de la tecnología presenta una serie de desventajas:
Distracciones. El empleo que los estudiantes hacen de las REDES no siempre está enfocado al aprendizaje, desplazándose hacia actividades lúdicas desvinculadas del objeto de aprendizaje programado. Dichas actividades alternativas ocupan una parte considerable del tiempo supuestamente dedicado a contactar y elaborar los materiales académicos.
Aprendizajes incompletos y superficiales. La libre interacción de los alumnos con estos materiales, no siempre de calidad y con frecuencia descontextualizados, puede proporcionar aprendizajes incompletos con visiones de la realidad simplistas y poco profundas. Conseguir mucha información en poco tiempo puede comportar que los alumnos se resistan a emplear el tiempo necesario para consolidar los aprendizajes, y confundan el conocimiento con la acumulación de información. Es más, aproximaciones como las de las enciclopedias on-line, o la misma redundancia – por la vía del copiar y pegar – propician la sensación de completitud de la información obtenida y la mera replicación de dicha información sin filtrarla ni elaborarla. Todo ello, paradójicamente, combina el manejo de más información pero de menos conocimiento.
Además de lo anterior hay, ocasiones en las que las nuevas tecnologías no mejoran el proceso académico, si no que inclusive lo empeora, esto debería hacernos mirar con más cuidado y con ojos críticos el uso de estas herramientas, y no lanzarnos tan alegremente a ellas.
El empleo de una determinada tecnología debería estar contemplada en un proceso de aprendizaje en que la acción docente actuara como gestor que tiene en cuenta los diferentes recursos cognitivos de cada alumno, sus motivaciones y su experiencia, y no como un proceso de enseñanza que tiene como objetivo provocar un aprendizaje idéntico para todos los alumnos, empleando un mismo método y una misma tecnología.
En el peor de los casos, es pensar la utilización de las tecnologías como remplazo de situaciones reales. El visionado de un vídeo no contiene los olores y las emociones que podemos encontrar, por ejemplo, en un quirófano y la simulación de, digamos, una avalancha de nieve no incluye ni el sonido ni los destrozos reales que genera, por lo que el aprendizaje a partir de estos recursos tecnológicos suele ser mucho más abstracto y descontextualizado.
En estos casos, el soporte tecnológico permite profundizar o mejorar el acceso a cierto tipo de información, pero en detrimento de la validez ecológica del proceso de aprendizaje. Así, la conducción de vehículos en una video-consola omite aspectos tan trascendentes como que una salida de carretera – inocua e incluso divertida en el monitor – tiene consecuencias que pueden llegar a ser letales.
A modo de conclusión tal y como se ha constatado en algunos de los párrafos anteriores, el uso de la tecnología puede tener una incidencia muy positiva en el aprendizaje, pero siempre y cuando su empleo se adecue a las circunstancias propias de aprendizaje del momento y no se sacrifiquen recursos eficientes y flexibles por una confianza ciega en el recurso tecnológico.
Referencias bibliográficas
ANDALORO, G.; DONZELLI, V.;SPERANDEO-MINEO, R.M. (1991).
«Modelling in Physics teaching: The role of computer simulation». En:
International Journal of Science Education, 13 (3), p.243-254.
BARBERÁ, O.; SANJOSÉ, V. (1990).«Juegos de simulación por ordenador: un
Útil para la enseñanza a todos los niveles». Enseñanza de las Ciencias, 8 (1),
p. 46-51.
BEAUFILS, D. (2000). «Les logiciels de simulation comme supports de
Registres de representationpour les apprentissages en physique». Journées
Internationales d’Orsay sur les Sciences Cognitives.
CÁRCAMO, L. (2008). «Estimación del tiempo en estudiantes secundarios
Chilenos frente a tareas de búsqueda de información y comunicación
Desarrolladas con apoyo de Internet». Tesis Doctoral. Bellaterra: Universitat
Autònoma de Barcelona.
MARTINAND, J.L. (1992). «Enseignement et apprentissage de la modélisation
En sciences». Paris: Institut National de Recherche Pédagogique.
VALENTE, M.; NETO, A.J. (1992). «El ordenador y su contribución a la
Superación de las dificultades del aprendizaje en mecánica». Enseñanza de las
Ciencias, 10 (1), p.80-85.

3 comentarios:

Alberto Redondo Salas dijo...

Felicitaciones, muy bien elaborado y abordado el tema.

Te recomiendo revisar el uso de las normas APA, y se más estricta en futuros escritos, se deben citar también los años de la cita, en el cuerpo. Revisa los formatos de las referencias.

Atentamente,

Alberto

Bryan Villacorta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bryan Villacorta dijo...

Creo que el título apropiado para este artículo debería ser: "ventajas y desventajas de las redes sociales en la educación". Mencionas una sola vez la palabra Facebook, y lo haces de manera superficial.

Publicar un comentario en la entrada